domingo, 13 de febrero de 2011

dónde

.
.
.
l
¿Tú tienes fantasías de simultaneidad?
.
.
.
.
..
.
.
Quiero decir si estás metida en un vagón de metro, o en un restaurante,
y te pones a pensar que en ese momento,
.
.
..
.
.
.
.
exactamente en ese,
.
.
.
.
.
.

.
con las luces encendidas a causa de la niebla,
un gran barco
atraca
en un puerto ruso.
.
.
.
.



Belen Gopegui

4 comentarios:

Yescanauta dijo...

Siempre hay magia en cada momento que de nuestros suspiros se escapa, solo mirando a cualquier lado, en cualquier momento.

Ray Haller dijo...

Qué bien, pienso siempre cuando hay una entrada nueva en este blog.

Andreas Selvi dijo...

Sí ...un contraluz, de pronto, se me lleva muy lejos y el autobús se mueve como el barco en la bocana del puerto. Cierro los ojos. Daría todo lo que tengo en ese momento por estar allí; pero en esos momentos, precisamente, es cuando uno siente que no tiene nada.

bárbara dijo...

Qué bonito, Andreas. Me ha encantado leerte.

Gracias Ray, siempre, y Yescanauta.

Abrazos fuertes,
B.