miércoles, 15 de septiembre de 2010

bleu

.

...

Todos mis diarios son el mismo diario. Por eso, volver a empezar es volver, al fin y al cabo.
No hay comienzos. Como pescadilla que se muerde la cola, pero sin práctica, torpe.

...

...

Ahora me digo coja, me digo lisiada arrastrando el pie, goteando las manos.
.
..
.
.
.

Tener conciencia de uno:
.
no detener el mundo,
una mísera muesca en el yeso.
.
.
.
*
.
.
fotos: bárbara butragueño (c) 2009

4 comentarios:

Neorrabioso dijo...

Ah, bien, sin más, qué tristes las fotos (pero buenas), qué otoñales, tu escrito también parece otoñal, consentidor, resignado. Eso sí: lo de la "pescadilla que se muerde la cola" es un tópico que no te lo perdono aunque me hayas advertido que este blog se escribe a vuelapluma.

Abrazos cachicuernos.

Hasta pronto.

nubesbajas dijo...

un círculo de fuga
en azul diminuto..

abrazos,

G.

diana moreno dijo...

interesante tu blog, me pasaré de cuando en cuando.
saludos!

Haffner dijo...

Me gustó esto:

"Ahora me digo coja, me digo lisiada arrastrando el pie, goteando las manos".

Sobre todo el 'gotear' de las manos.

Y las fotos son muy buenas.

Saludos.