lunes, 13 de diciembre de 2010

(ii)

.
.

.
.
.
.

.
.

.

.Tú no tienes nombre y yo tampoco tengo nombre.

No hay nombres. Aquí no tenemos nombre.

...
.
.


.. .
..
.
.
.


.


.Pero, ¿por qué?

.

.

.
.

.

Pues porque aquí no hace falta saber el nombre, no es necesario. ¿No lo comprendes? Venimos a olvidar, a olvidar todas las cosas, absolutamente todas. Olvidaremos a las personas, lo que sabemos, todo lo que hemos hecho. Vamos a olvidar donde vivimos, olvidarlo todo..

.

..

.

.

.Yo no podré, ¿tú si?

.

.

.

.

..No lo sé. ¿Tienes miedo?

.

,

.

.

.

No.

.

.

.

Recomiendo * Último tango en París (Last tango in Paris, Ultimo tango a Parigi) / Bernardo Bertolucci (1972) / Marlon Brando, Maria Schneider /

5 comentarios:

Genís dijo...

Instantes preciosos los que has recogido, transmiten muchísimo (por lo menos a mí) y acompañándose de las palabras es casi como estar viendo escenas de una película (buena, por supuesto).

Un saludo.

Ilkhi dijo...

Me gusta ver y leer tu mixtura de imagen y texto, santabárbara errante.

Pienso que olvidando modificamos la ilusión y el error.

Abrazos przewalskianos.

bárbara dijo...

Gracias, Genís, creo que la fotografía ofrece cosas que ningún otro arte puede ofrecer. Me alegra mucho que te hayan gustado.

Ilkhi, el texto es de la película "Ultimo tango en París", de Marlon Brando.
Me parecía apropiado. Aunque sacado de contexto, creo que el viaje esconde una antigua pulsión del hombre por ser otro. Pero coincido con tu afirmación, olvidar no es más que un intento de modificar lo vivido, ya sea ilusión o error.

Abrazos,
B.

nubesbajas dijo...

me gusta la colección, especialmente las tres primeras.

mmm
se esperaban nuevos naufragios ;)

abrazos
(george V)

María dijo...

"Viajar, perder países"